Tres de cada diez mujeres mayores de 20 años sufre alopecia androgénetica

Home / Blog / Tres de cada diez mujeres mayores de 20 años sufre alopecia androgénetica
Tres de cada diez mujeres mayores de 20 años sufre alopecia androgénetica

Tres de cada diez mujeres mayores de 20 años sufre alopecia androgénetica, según ha afirmado el jefe del Servicio de Dermatología y de la Unidad de Medicina Capilar del Hospital Quirónsalud Valencia, José María Ricart.

 

Alopecia

Este tipo de trastorno tiene su origen en los andrógenos, hormonas masculinas que provocan un adelgazamiento progresivo de los folículos capilares hasta convertirlos en un pelo velloso, fino y casi  inapreciable. Los desórdenes hormonales, el estrés o la mala alimentación pueden ser las causas.

Este proceso, conocido como miniaturización folicular, suele manifestarse en la pubertad debido a los cambios hormonales propios de esta etapa. “Las mujeres que sufren este tipo de alopecia tienen los andrógenos elevados  por algún tipo de trastorno hormonal”, según el especialista.

El más frecuente es el síndrome del ovario poliquístico, aunque también puede darse el caso en mujeres cuyos niveles de andrógenos en sangre sean normales pero los folículos de su cuero cabelludo sean “genéticamente más sensibles a su efecto”.

El conocimiento de este trastorno hace que cada vez mujeres más jóvenes acudan a la consulta del especialista, aunque “es evidente que factores como el estrés, el estilo de vida actual o una mala alimentación influyen en una manifestación precoz de este problema”, confirma el dermatólogo.

Los tratamientos actuales van dirigidos a prevenir el avance de la alopecia y a fortalecer los cabellos debilitados para mejorar el calibre o grosor del pelo y dar una mayor cobertura y densidad. Los métodos farmacológicos más empleados en la actualidad son el minoxidil tópico y los antiandrógenos orales destinados a corregir las alteraciones hormonales.

Entre los últimos procedimientos destaca la mesoterapia con factores de crecimiento plaquetario que, como ha detallado la especialista de la Unidad de Medicina Capilar del hospital, la doctora Elena Roche, “ha demostrado su alta eficacia al mejorar la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo, fundamental para un crecimiento sano del cabello”. “Otros de los beneficios probados son la prolongación de  la vida natural del pelo y el aumento del número de cabellos en fase de crecimiento”,  ha añadido.

Si tras el tratamiento farmacológico y la mesoterapia no se consiguen los resultados deseados, el trasplante capilar es la solución estética para repoblar aquellas áreas que han perdido densidad capilar de manera irreversible.

fuente : europa press

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies