Tratamientos para los miomas

Home / Portfolio / Tratamientos para los miomas
Tratamientos para los miomas

La embolización de miomas uterinos como tratamiento para los miomas se viene usando desde 1995, aunque la embolización de las arterias uterinas no es un procedimiento nuevo. Desde hace más de 20 años los radiólogos intervencionistas utilizan este tratamiento con gran éxito para tratar fuertes hemorragias postparto. Hoy, la embolización de miomas uterinos se lleva a cabo con total seguridad en hospitales de todo el mundo.
Pero… ¿Cómo se tratan los miomas uterinos?

Existen distintos tratamientos que deben aplicarse según el tipo de mioma. Veamos:

  • Tratamientos hormonales:
    La mayoría de los miomas uterinos no presentan síntomas y no es necesario tratarlos. Cuando provocan síntomas, la terapia con fármacos es, a menudo, el primer paso en el tratamiento. Es posible que esto incluya una receta para pastillas anticonceptivas u otra terapia hormonal o el consumo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o el naproxeno. En muchas pacientes, los síntomas se controlan con estos tratamientos, no  necesitando ninguna otra terapia. Sin embargo,algunas terapias hormonales si tienen efectos secundarios y otros riesgos cuando se utilizan de forma prolongada. Por ello se duelen utilizar generalmente de forma temporal.  A menudo, si se suspende el tratamiento, los miomas vuelven a crecer. Presentan riesgos como la osteoporosis, amenorrea (pérdida de la regla) y menopausia precoz.
  • Dispositivo Intrauterino (DIU) MIRENA. Mejora las hemorragias por los miomas. En ocasiones, puede presentar algunos efectos secundarios, los más frecuentes son: sangrados irregulares, dolor de cabeza, dolor abdominal y aumento de la sensibilidad de los 

pechos

. Puede expulsarse involuntariamente.
  • Embolización de arterias uterinas ( o miomas): Creemos que es la mejor opción cuando falla el tratamiento médico. Se inserta un catéter a través de una incisión en la piel hacia el interior de una arteria y se avanza hasta el útero. Se inyectan a través del catéter partículas de plástico diminutas del tamaño de granos de arena que se dirigen hacia los miomas uterinos, dejándolos sin aporte sanguíneo y haciendo que se contraigan. Se detalla la técnica en el resto de la web.
  • Miomectomía: Es una intervención que elimina los miomas uterinos visibles de la pared uterina: la miomectomía, como la embolización de arterias uterinas, deja al útero en su sitio, y por tanto, preserva la capacidad de la mujer de procrear. Existen varias maneras de llevar a cabo una miomectomía, entre ellas la miomectomía laparoscópica, la miomectomía histeroscópica y la miomectomía abdominal.
  • Miomectomía histeroscópica: La miomectomía histeroscópica se utiliza solo para los miomas uterinos que se encuentren justo por debajo de la pared del útero y que sobresalen hacia la cavidad uterina. No es necesaria una incisión quirúrgica. El médico introduce un tubo flexible (histeroscopio) en el útero a través de la vagina y el cuello uterino, y elimina los miomas al emplear herramientas quirúrgicas especiales adaptadas al tubo. Por lo general, esto se trata de una intervención ambulatoria que se lleva a cabo mientras la paciente se encuentra anestesiada e inconsciente.
  • Miomectomía laparoscópica: Puede que se emplee la miomectomía laparoscópica si el mioma uterino se encuentra en la parte exterior. Las pequeñas incisiones se realizan para que el médico pueda introducir una sonda con una pequeña cámara y otra sonda adaptada con instrumentos quirúrgicos dentro de la cavidad abdominal y eliminar los tumores. Se lleva a cabo mientras la paciente se encuentra bajo los efectos de una anestesia general. El promedio de tiempo de recuperación es de aproximadamente dos semanas.
  • Miomectomía abdominal: Es una intervención en la que se realiza una incisión en el abdomen para acceder al útero y en la que se realiza otra incisión en el útero para eliminar el tumor. Una vez que se eliminen los miomas, se puede coser y cerrar el útero. La paciente recibe anestesia general y está inconsciente durante esta intervención, lo que requiere que permanezca en el hospital durante varios días. Si bien la miomectomía resulta exitosa con frecuencia para controlar los síntomas, mientras más miomas haya en el útero de la paciente, generalmente, es menos exitosa la cirugía. Además, puede que los miomas uterinos vuelvan a crecer muchos años después de la miomectomía.instrumental
  • Histerectomía:  Es la técnica mas empleada en nuestro país. Aproximadamente una tercera parte del más de medio millón de histerectomías que se realizan en los Estados Unidos cada año se deben a los miomas.En una histerectomía, se elimina el útero mediante una intervención quirúrgica abierta. Esta operación se considera una cirugía mayor y se lleva a cabo mientras la paciente se encuentra bajo los efectos de la anestesia general. Requiere cuatro o más días de hospitalización y el promedio de recuperación es de aproximadamente seis semanas. Algunas mujeres son candidatas a intervención laparoscópica. El tiempo de recuperación en esta intervención laparoscópica  es considerablemente más corto.
This entry was posted in . Bookmark the permalink.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies